Calle Altamirano N° 2301, Independencia - Santiago (56 9) 2735 1730
Ir Arriba

Fiden y Superintendente de Casinos llegan a acuerdo reparatorio tras querella por injurias

Fiden y Superintendente de Casinos llegan a acuerdo reparatorio tras querella por injurias La demanda interpuesta por la asociación gremial que representa a los “tragamonedas populares”, logró que el Superintendente Daniel García aclarara sus dichos y afirmara que la actividad que realizan los operadores de entretenimiento electrónico es legal. Santiago, 30 de septiembre de 2016.-El tribunal del 7º Juzgado de Garantía de Santiago aprobó el acuerdo reparatorio al que llegaronel Superintendente de Casinos de Juego, Daniel García, y Fiden (Asociación Gremial de Operadores, Fabricantes e Importadores de Entretenimientos Electrónicos), tras la querella por injurias graves interpuesta por este último a raíz de la publicación de un catastro de máquinas de juego a nivel nacional y las posteriores declaraciones del Superintendente. Las explicaciones resultaron satisfactorias para Fiden, luego de que la defensa de García declarara que “en ningún caso, el Superintendente, quiso en estas declaraciones, referirse de manera injuriosa a la asociación de Operadores, Fabricantes e Importadores de Entretenimientos Electrónicos, FIDEN A.G, ni menos referir que la actividad que realizan sus miembros y directores sea ilegal”. Tras la publicación del estudio “Catastro y Caracterización de Salas de Máquinas de Juego Electrónicas" -que fue encargado por la Superintendencia de Casinos de Juego a la Pontificia Universidad Católica de Chile- el Superintendente Daniel García, declaró en diversos medios de prensa que “en general todas las máquinas electrónicas que pagan premios en dinero se consideran de azar” y distribuyó los resultados de este estudio a los respectivos municipios, a quienes ordenó “adoptar las medidas que corresponda” en los casos en que se constate la explotación de juegos de azar fuera del alcance de la ley. Para Fidenlas declaraciones del superintendente se basaron en una premisa falsa del estudio y buscaban poner a las máquinas de entretenimiento electrónico en un contexto de ilegalidad. “Para acreditar que una máquina sea de azar se debe verificar que ésta posea un generador de números aleatorios, dado que la apariencia no es un factor que permita definir la naturaleza de la máquina. De hecho el mismo estudio aclara que su objetivo no es determinar si las máquinas de juegos a catastrar son de destreza, habilidad o de azar”, afirmó Sebastián Salazar, Vicepresidente de Fiden. FIDEN BUSCA REGULAR LA INDUSTRIA Actualmente la asociación gremial que representa a los tragamonedas populares está promoviendo la necesidad de una ley que regule el sector, ya que hoy la industria depende de ordenanzas municipales. La propuesta de Fiden fue elaborada por el asesor técnico y ex Superintendente de Casinos de Juegos, Francisco Javier Leiva, y es de carácter nacional. “La propuesta regulatoria tiene como objetivo que la industria se ordene y funcione en todo el país con las mismas normas” comenta Salazar. Entre los principales contenidos de la propuesta legislativa, figura que las máquinas deben estar gravadas con un impuesto específico del 5% sobre el ingreso bruto del juego, el cual se incorporaría al patrimonio de la Municipalidad correspondiente a la comuna donde se ubican las máquinas. Además, se propone determinar una cantidad máxima de máquinas por comuna, de acuerdo a un parámetro en función de la población de la comuna y sólo se podrá operar en establecimientos ubicados en zonas que de acuerdo con el plan regulador comunal permitan el equipamiento comercial o de esparcimiento. Las salas no podrán estar ubicadas a menos de 100 metros de establecimientos educacionales y recintos policiales y se prohibirá el ingreso de menores de edad. “Nuestro foco es trabajar para que tanto el gobierno como el Congreso comprendan que lo mejor para el país es regular esta industria, tal como lo demuestra la experiencia internacional”, concluye Salazar
Asociación Gremial de Operadores, Fabricantes e Importadores de Entretenimientos Electrónicos.